post

IÑIGO ATORRASAGASTI DEBUTA EN EL CAMPEONATO DE EUROPA

Esta semana en la que recibimos a Rumanía en el Central, partido importante para nuestros Leones, no queremos dejar pasar el reciente debut de nuestro compañero, Iñigo Atorrasagasti, que en la primera jornada del Campeonato de Europa dirigió el encuentro Rumanía – Portugal.

Iñigo es el primer árbitro español que consigue dirigir la máxima competición Rugby Europe, el Campeonato de Europa (más conocido como 6 Naciones B). Esta designación es fruto del intenso y buen trabajo de Atorrasagasti, perteneciente al comité vasco, durante las últimas temporadas en la que se ha intensificado su actividad internacional.

Desde el Comité y Escuela Nacional de Árbitros felicitamos al Equipo a tres, Iñigo Atorrasagasti, Igotz Gallastegi y Jorge Molpeceres, por su debut, que estamos seguros será el primero de muchos.

Un nuevo éxito para el CNA-ENA y la FER que sigue estando muy presente en el máximo nivel europeo e internacional en el plano arbitral.

Os dejamos las impresiones de  Iñigo de primera mano sobre su experiencia:

“La verdad que ha sido una muy bonita experiencia. Ya desde la semana previa he notado que era un partido especial, con esos pequeños nervios de antes de las grandes citas. Lo he preparado como siempre, pero sí que tenía ese cosquilleo diferente.

Llegamos a Rumanía tarde, así que fue llegar y al hotel a descansar. Por la mañana después de desayunar, dimos una vuelta para conocer la ciudad, visitamos el estadio, un estadio de 32000 personas (ahí es nada). Después nos fuimos a comer, una pequeña siesta y al estadio de vuelta.

Una vez que llegamos al estadio ya te podías dar cuenta de que esta competición está un nivel por encima. La entrada, la seguridad, el recibimiento, el vestuario,…

Pero una vez te pones de corto, hablas con los equipos, ves que no son extraterrestres y que no es nada distinto a cada fin de semana… se te van esos nervios y te entran unas ganas increíbles que empiece el partido y de hacerlo mejor que nunca.

Y la verdad que no me puedo quejar de como transcurrió. La primera parte fue reñida, a Rumanía le costó arrancar y Portugal consiguió dos ensayos y dominaba el marcador. Al descanso se llegó con 7-14. Pero en la segunda parte Rumanía impuso su juego y no dio opción a los lusos, dejando el marcador al final del partido en 39-14.

Desde el punto de vista arbitral note mucho más respeto por parte de los jugadores, tanto por el juego como por mis decisiones. Esto te hace que arbitres con más tranquilidad y con más confianza. Quizás al principio del partido estaba un poco nervioso, pero se me paso enseguida al ver ese respeto y que los dos equipos querían jugar. Tuve una buena comunicación y empatía con los jugadores, que confiaron en mis decisiones. Todo esto me hizo poder arbitrar tranquilo y cumplir con los objetivos marcados para este partido.

Note una clara diferencia en el ritmo de juego y el nivel técnico-táctico, tanto en la técnica individual como desarrollo de juego de los equipos. Creo que estuve a la altura y esto me da muchísimas fuerzas para seguir trabajando duro y seguir subiendo peldaños.

Parte de este éxito es gracias también a mis compañeros, Jorge Molpeceres e Igotz Gallastegi, que como en otras muchas ocasiones rindieron a gran nivel. Espero que este sea el primero de muchos más”

¡ZORIONAK IÑIGO!